Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


¿Sabes por dónde viaja Internet?

13 de noviembre, 2012

Miles de millones de personas hacen uso de Internet cada día para enviar correos electrónicos, visitar páginas web o realizar algún tipo de compra en algún comercio electrónico, entre muchas de las acciones que podemos hacer en la red de redes. Pero ¿alguna vez os habéis planteado por dónde viaja toda la información que se mueve por Internet cada día?

A raíz de esta cuestión, acens ha tenido acceso a un artículo publicado en Yorokobu en el que se habla del libro ‘Tubes, Behind the Scenes at the Internet’, escrito por Andrew Blum (@ajblum), en el que explica que Internet ni es una Nube ni es inalámbrica, sino que es algo que está ahí fuera y que se puede ver, tocar e incluso oler.

extender cable submarino internet - blog acens the cloud hosting company

Este gif animado nos muestra cómo se extienden los cables de Internet por debajo del mar, para comunicar unos continentes con otros

Cuando se habla de términos de Nube o almacenamiento cloud a muchos nos viene a la cabeza un sistema donde la información está repartida en el aire, donde no hay ningún tipo de dispositivo físico que almacene esos datos. De hecho muchas personas piensan que la Red es como una especie de galaxia electrónica, como un cerebro humano o como una fantasía, pero reamente nada de esto es así, ya que la Nube y cada una de sus partes son en realidad sitios específicos donde se almacena la información que envían los usuarios.

En su libro, Andrew Blum nos muestra cómo Internet es visible y está formado por grandes centros de datos donde se acumulan miles de servidores, que son los encargados de almacenar y procesar toda la información que se mueve por la red. A estos edificios es donde llegan los cables de fibra óptica, que son los encargados de transportar la información.

mapa fibra óptica mundial

El mapa muestra la distribución de cables submarinos que hay repartidos por los distintos océanos de la Tierra

Hoy en día se dice que Internet es global gracias a que hay repartidos miles de kilómetros de tubos que contienen cables de fibra óptica por debajo de los océanos, que permiten que la información vaya de una orilla de un continente a otra. El tubo de telecomunicaciones más largo del mundo se llama SAT-3 y comunica Lisboa con Ciudad del Cabo, capital de Sudáfrica.

A pesar de todas estas infraestructuras para conectar los equipos, parece que la conexión a internet será vía móvil tal y como opina Miguel Schneider (@miguelschneider), Área Manager en Telefónica I+D @telefonicaid) en una entrevista para acens.tv, en que nos muestra cómo las empresas están apostando fuerte por el desarrollo de tecnología para los dispositivos móviles.

 

Busca tu dominio

  • www.

(1) Comentarios

  1. maria ines rodriguea c dice:

    me parese muy importante
    como aprende cosas gracias por las esplicaciones


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *