“Cuando vi el trailer de Spiderman me animé a fabricar los brazos mecánicos del Doctor Octopus”, Tomás Castellanos

“Cuando tenía 12-13 años me metía mucho en páginas web de juegos de la Nintendo DS, cuando era el boom, y hacía mis cosillas, cosas simples. En plan de programarlo en un bloc de notas, compilarlo con un archivo que venía en Windows y te salía el juego, de hecho no teníamos motor gráfico”, comenta Tomás Castellanos, quien posteriormente no estudió ni programación ni robótica.

 

Fue dejando esa afición hasta 2020 cuando empezó con Arduino: “Fue cuando quise hacerme una armadura de Iron Man, y dije, ¿y si empiezo a meterle cosas? Empiezas a aprender una cosa y otra… y vas encadenando todo y al final te vas metiendo sin querer en la robótica, que está muy ligado a Arduino, que es con lo que hago todo”. Esa armadura impresa en 3D de Iron Man mide 2 metros, tiene reconocimiento de voz, tiene audio, interfaz virtual en el casco… y todo aprendido a través de la información que puede recabar en Internet: información, tutoriales, vídeos… además de tirar de creatividad para ir engarzando los componentes físicos y electrónicos.

 

Cuando vio el trailer de ‘Spider-Man: No Way Home’, le impactó que apareciese el Doctor Octopus y se animó a fabricar unos brazos mecánicos: “Las piezas están impresas en 3D y tienen un par de ejes. Con unos controles en las manos vas moviendo esos ejes y las pinzas. Tenía previsto que fuera una sucesión de motores para tener más libertad de movimientos, recubiertos con tuberías de aluminio flexibles para que se viesen atractivos. Luego empecé a hacer bocetos y me alejé de esa idea, porque para alimentar tantos motores y controlarlos iba a necesitar 2.000 cables…”, comenta Tomás. Viendo en YouTube un proyecto fallido de un hombre le dio la inspiración para rematar sus brazos mecánicos, perfeccionando la idea del vídeo: “Era ponerse a la espalda una especie de brazo con un solo eje que unía otro brazo hacia adelante para sujetar listones de madera mientras él clavaba”.

 

 

Los brazos pueden coger objetos que pesen poco: “Lo más pesado que puede coger es un pepino, pero me sorprendió que alimentándolo con sólo 6 pilas tuviese la fuerza necesaria. También puede coger cosas más delicadas como un huevo y meterlo en una bolsa sin romperlo. Son relativamente útiles si se mejorasen”. Su prototipo recuerda a lo que hace Ayúdame3D, con sus brazos impresos en 3D que permiten coger objetos con el movimiento de la articulación. “Me escribió hace poco un hombre que tenía un familiar con ELA, y me pidió si podía hacerle un brazo mecánico para la silla de ruedas, aunque fuese para coger un vaso de agua o el mando y sentirse un poco útil. Yo lamentablemente y sintiéndolo mucho le tuve que decir que no porque yo lo que tenía era un prototipo”.

 

“No sé si hay algo por encima de multitarea pero yo creo que ya llega un punto que algunos días lo sobrepaso. Es levantarme a las 5:00 de la mañana, ir a trabajar, pasarme 8 horas descargando palés, llegar a mi casa a las 15:00, comer, hincharme a café y empezar con mis proyectos. Hay días que no sé cómo lo consigo que puedo hacer mil cosas. Hoy tengo seis o siete cosas que hacer al mismo tiempo, tengo que grabar un vídeo, hacer guiones, soldar sensores, lijar…”. Prueba de ello es que acaba de diseñar maletín Mark 5 de Iron Man 2, el cual se convierte en una armadura. Para ello ha empleado 2 meses y medio de diseño y trabajo, usando 85 piezas.

 

“Yo ponía algo en Twitter y lo veía una persona, un par de meses después de haber hecho esos brazos mecánicos tengo 5.000 seguidores y con nada que ponga en Twitter al día siguiente tengo 200 me gusta. Lo que más me impresiona es que Marvel comenzó a seguirme, me invitó a preestrenos”, señala Tomás, quien sostiene que ese interés por sus prototipos se debe a que “la robótica pasa muy desapercibida en España”.

 

“Yo trabajo de cajero-reponedor en un supermercado. No es el trabajo que quiera para mi vida pero tengo un contrato fijo, y ahora mismo como estamos un contrato fijo tampoco es que te lo ofrezcan en ningún sitio. Sí que me han ofrecido cosillas que puedo compaginar y en las que estoy metido, como hacer publicidad en vídeos de YouTube. Me han ofrecido trabajos más serios pero tampoco te aseguran mucho la estabilidad”, se lamenta Tomás Castellanos. A partir de este mes será profesor en la academia Mastermind Academy de @nategentile7 en el curso ‘Maker Low cost’, donde enseñará a fabricar un casco de Iron Man motorizado y con J.A.R.V.I.S. desde cero, sin necesidad de impresoras 3D.

 

Si quieres estar a la última en tecnología y conocer todo lo que se mueve en el sector, ¡suscríbete a nuestro boletín!

Logotipo de acenews

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.