“Se podría hacer una votación digital a nivel nacional sin problema”, David Montserrat (éKratos)

“Creamos un entorno virtualizado en la nube al cual le damos acceso a la organización y le damos llaves de la administración. éKratos es capaz de crear ese entorno y de destruirlo, pero en ningún caso puede entrar. Es el propio cliente quien va a organizar su votación y quien será responsable del censo o fichero de participación. Así cumplimos todos con la LOPD”, explica David Montserrat (CEO).

 

El proceso sería así:

  • El cliente lanza la votación
  • Los participantes reciben una notificación (puede ser por varias vías)
  • Cada persona introduce sus credenciales para identificarse (login y password, con opción de recibir código temporal vía SMS)
  • Se accede a la plataforma donde el usuario ve las preguntas y hace sus votaciones
  • Se le pide que valide lo que ha votado
  • Cuando lo confirma el voto queda registrado y cifrado en la cadena de bloques, de forma inmutable e indeleble
  • La plataforma le envía otro mensaje con un QR para visualizar su voto siempre que quiera
  • Tras terminar el plazo de votación el cliente recibe los resultados finales
  • Todo el mundo puede consultar la cadena de bloques, pero al estar cifrada nadie puede desencriptar los votos ajenos (son secretos), ni otros participantes ni los organizadores
  • En caso de que hubiese alguna impugnación se designaría un Notario para realizar la auditoría, sumando los votos, viendo la trazabilidad y dando fe de que no ha habido ninguna irregularidad

 

 

“Se podría hacer una votación digital a nivel nacional sin problema”, indica David. La tecnología permite hacer unas elecciones generales en España de forma digital pero hace falta una gran infraestructura y pulir algunos detalles: “Somos una empresa de 5 personas, deberíamos tener más recursos. Además se tiene que dar cumplido acceso a la votación a personas con alguna incapacidad, porque no pueda votar de forma digital o sea demasiado mayor y no lo comprenda, y por tanto tiene que poder acceder a un punto de votación físico. Tenemos unos dispositivos que llamamos Tótems, que tienen asociada una persona que ayuda a votar”.

 

“En nuestro caso apostamos por desarrollar nuestra propia tecnología Blockchain con una red permisionada de nodos. Cada uno de nuestros clientes es un nodo de la red, y básicamente lo que hacen entre ellos es garantizar que la cadena de bloques es la misma en todos los nodos. Toda la información va encriptada y ofrecemos la seguridad de más alto nivel que existe. Nuestra infraestructura está en la nube, la tenemos balanceada a través de IBM y AWS y hemos sido capaces de optimizar nuestros costes para que sea elástica”, indica David. Todas sus máquinas virtuales crecen o decrecen en función de las peticiones que recibimos de sus clientes. Si hay que hacer votaciones y certificar votos se crean esos servicios y si no, no se crean. Eso hace que la red sea óptima en cuanto a coste.

 

“En el mundo de la informática no hay nada inviolable, pero sí que es verdad que el listón se puede poner muy alto. El esfuerzo necesario para hackear un entorno informático cada vez es más alto. Empresas con potencia de cálculo muy alta e incluso la tecnología cuántica, podrían llegar a hackear cosas. Esos escenarios son posibles pero altamente improbables. Actualmente con la tecnología Blockchain y los niveles de encriptación que se utilizan, podemos dar una garantía y una fiabilidad muy alta”. David Montserrat expone cuáles son las ventajas del voto electrónico:

  • Se puede votar desde cualquier lugar con conexión a Internet mediante un dispositivo digital
  • Nos ahorraríamos costes de manera brutal (más de un 90%), eliminaríamos papeletas, urnas, desplazamientos de gente
  • En las últimas votaciones nacionales se talaron más de 200.000 árboles para hacer papeletas
  • Los votos nulos digitales no existen, con lo cual se minimizan los errores y se alcanza un resultado más justo
  • El recuento es automático e instantáneo, no hay que esperar horas como con el conteo manual
  • Se puede votar el mismo día de las elecciones, y no unos días antes como pasa con el voto por correo

 

“Suiza es un país democráticamente muy avanzado. Allí votan semanal o mensualmente en un sistema híbrido: presencial y electrónico”, señala David al mencionar ejemplos de países que usan el voto telemático: “Estonia es el país pionero en el mundo de la votación electrónica, hace más de 20 años que empezaron, con tecnología que no es la de hoy, ha pasado del puro Hardware al puro Software”.

 

Si quieres estar a la última en tecnología y conocer todo lo que se mueve en el sector, ¡suscríbete a nuestro boletín!

Logotipo de acenews

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.