Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


José Cerdán escribe en Diario Abierto las claves para montar un negocio de éxito en la nube

06 de febrero, 2014

“Emprender no es más que eso. Tener una idea clara y dar el primer paso adelante”, opina José Cerdán, CEO de acens, en su tribuna para Diario Abierto. Cerdán cree que lo importante es ser persistente y tratar de mejorar siempre: “Y en esta cuestión, la nube te permite probar y simular escenarios, procesos y metodologías sin poner en riesgo el día a día de tu negocio”.

 

nube-acero-acens-cloud-hosting

 

 

TRIBUNA PARA DIARIO ABIERTO (04/02/2014, José Cerdán, CEO de acens)

Dice un viejo proverbio chino que hasta el más difícil o largo de los caminos comienza con un simple paso. Resulta curioso escuchar y hablar con gente que se pasa la vida diciendo lo que podrían hacer, los proyectos que podrían acometer y lo que podrían cambiar…

Y luego no se atreven a dar ese primer paso. Pues al fin y al cabo, emprender no es más que eso. Tener una idea clara y dar el primer paso adelante. ¡Lanzarse, reaccionar y actuar! Pero, como siempre me gusta decir, con cordura y, sobre todo, poniendo mucha pasión. Y la gran ventaja que tenemos ahora es que existen muchas tecnologías que, como la famosa nube, nos facilitan dar ese primer paso. Y muestra de ello es que más de 20.000 alumnos se han apuntado al curso Cloud Startups para emprender con éxito en la nube, puesto en marcha recientemente por acens, junto a Telefónica y la Universidad Rey Juan Carlos.

 

 

Una premisa básica
Muchas veces me preguntan cuál es la clave para no fallar. Es curioso que mientras que en otros mercados y culturas, como la americana o la asiática, el emprendedor está dispuesto a probar, caer, levantarse y aprender de los errores, aquí queremos la receta mágica. Edison lo tenía claro, cuando decía aquello de que averiguó más de mil formas de cómo no hay que hacer una bombilla. Quizá por eso mi primer consejo, relacionado con las ganas, la pasión y la ilusión que comentaba antes, es que si decides emprender, lo hagas y disfrutes de cada momento. Disfruta de tu proyecto con la misma energía y ganas que le pones a otras cosas de tu vida.

Si estás convencido, entonces busca tu modelo de negocio. Recuerda que no se inventa un Google o un iPhone todos los días. Piensa en algo innovador o, simplemente, rompe las normas establecidas y mejora algo que ya existe. Aporta un matiz diferenciador. Si lo piensas, muchas de las tecnologías y empresas de hoy nacen de este segundo planteamiento. Y, una vez que lo tengas claro, dedica tiempo a tener absolutamente claro cómo vas a monetizar ese negocio. Seguramente pueda ser una gran idea o una gran mejora, pero si no va a entrar dinero en la empresa, entonces el camino será muy corto.

Otra cosa muy importante es no perder el foco. Y eso que hay ejemplos de grandes empresas que se han transformado radicalmente a lo largo de su historia, como IBM, Nokia o Samsung, y han tenido éxito. Pero volvemos a hablar de excepciones, pues la historia empresarial nos demuestra que más de la mitad de las empresas desaparecen a los cuatro años de vida. Y es que, en un contexto tan dinámico y cambiante como el actual, es muy fácil caer en la tentación de cambiar, de probar cosas nuevas, de ver que si tu competencia hace esto, entonces tú deberías encaminarte hacía allí… El gran reto de la innovación no es innovar, sino entender cómo ese nuevo desarrollo, esa nueva mejora, ese nuevo producto puede hacer mejor lo que ya tengo sin perder mi foco de negocio, mi valor y diferenciación frente al resto. Y en esta cuestión, la nube te permite probar y simular escenarios, procesos y metodologías sin poner en riesgo el día a día de tu negocio.

 

 

Confianza y flexibilidad
Perder el foco del negocio, muchas veces te hace perder también el norte en las finanzas. Me refiero a que a menudo me preguntan: “¿Y esto por cuánto me lo comprarían?”. Es lógico que leyendo las noticias sobre emprendedores que venden sus startups por mil millones, caigas en la tentación de atrincherarte en tu proyecto, de no revelar y compartir tus ideas por miedo a que te copien, te adelanten y la vendan antes que tú.

Pero creo que uno de los principales errores de las empresas hoy está en la falta de confianza de los emprendedores y dirigentes líderes. Ser líder significa rodearte de gente de confianza y con talento, que se una al proyecto con la misma ilusión y compromiso que tú. Ser líder significa ser flexible para escuchar las alternativas y conocer nuevos pensamientos, porque de la pluralidad de ideas nacen siempre las mejores propuestas. Los mejores jugadores son siempre aquellos que hacen jugar mejor al equipo y lo ayudan a ganar títulos.

Y esa ambición de ganar, me lleva a una última clave para triunfar con éxito en los negocios en la nube: la internacionalización. Tenemos en España muchos ejemplos de empresas artesanas que han visto en Internet un canal muy sencillo para llegar hasta donde antes no lo hacían. En Acens nos inventamos un ejemplo muy identificativo, con Telebotijo, para representar visualmente esta ventana de negocio y oportunidad que ofrece Internet. Claro que, una vez más, hay que ser fieles a nuestra idea original y no perder el foco y la diferenciación de nuestro producto y servicio, aun cuando tengamos que hacer pequeñas variaciones para adaptarnos a las particularidades y diferencias culturales de cada mercado.

No lo pienses más. La nube no sólo te proporciona la tecnología para hacer realidad tu proyecto, sino que, además, te permitirá hacerlo a un coste menor del que te imaginas. Tienes todas las cartas, ahora te toca a ti jugar la partida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.