Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


White Paper: Tecnología DNSSEC

16 de diciembre, 2010

Cuando un usuario navega por la red, lo que suele hacer es escribir en el navegador la url que quiere visitar y, automáticamente, ante nosotros aparece la información correspondiente a la dirección que hemos indicado en la barra de direcciones. ¿Pero cómo sabe el navegador la información que debe mostrarnos? La información que se maneja por la red, no son letras y números, tal y como se nos presenta cuando nosotros la vemos, sino que está compuesta de números. Por lo que debe haber algo que haga la conversión de la dirección que nosotros escribimos a dichos números, que indicará donde está la información que hemos solicitado.

Esta transformación es realizada por los denominados Servidores de Nombres de Dominios, más conocidos como DNS. Lo que hacen los DNS es transformar la dirección que hemos tecleado en el navegador en una dirección única, compuesta por números. Es lo que se denomina direcciones IP, y que todo aquel que tenga algún dominio y aplicación web en la red, ha tenido que escuchar en alguna ocasión, ya que para que se muestre, al dominio le debe de haber indicado las DNS de la máquina en la que se encuentra alojada su aplicación.

Hace tiempo se detectó un problema de seguridad con las DNS por el cual, un atacante podría forzar la situación para tomar el control de la sesión y enviar al usuario al propio sitio web fraudulento del atacante, con el fin de obtener sus credenciales o bien hacer cualquier otro tipo de cosas.

Ante estos potenciales problemas de seguridad con las DNS se plantea la utilización del DNSSEC.

Como ves, una vez más se demuestra que un alojamiento web optimo se compone de multiples fáctores. La programación del sitio web a alojar es siempre determinante.

¿Quieres saber más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *