Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


¿Tiene sentido o es una desventaja mantener data centers propios?

21 de diciembre, 2009

Quizá ya conozcas a Nicholas G Carr. Nicholas es un famoso escritor y panelista, estudioso de la tecnología y su impacto en la sociedad y los negocios. Sus libros son bestsellers y la lectura de su blog y artículos son más que recomendables. Además, se ha convertido en uno de los personajes más influyentes en el contexto del cloud computing.

En una reciente conferencia utilizaba una serie de ejemplos sobre el uso que las fábricas de principios del siglo pasado hacían de la energía. En esa época, al comienzo de la revolución industrial, disponer de fuentes de energía propias y suficientes constituía una ventaja competitiva. La mayoría de las empresas debían mantener sus propios sistemas de generación y Nicholas Carr mencionaba ejemplos de generación de energía mediante potentes molinos de agua, etc.

Con el paso del tiempo estás compañías dejaron de necesitar generar energía por cuenta propia, dado que tenían acceso a la electricidad de una manera universal y altamente disponible a través de compañías eléctricas. La generación propia de energía ya no era una fuente de diferencia competitiva sino todo lo contrario… dado que mantener sistemas propios ocasionaba mayores costes y menor disponibilidad.Nicholas apoya su presentación en otros ejemplos similares, igualmente claros y convincentes.

Lo mismo sucede, hoy en día, con las empresas que mantienen centros de datos propios. Ha dejado de tener sentido mantener data centers propios que no pueden igualar las capacidades de centros de datos como los que una empresa de hosting puede ofrecer. Cada día que pasa los centros de datos ganamos en economías de escala y esto hace que las empresas que aun disponen de sus centros de datos estén perdiendo ventaja competitiva frente a las que han decidido abordar procesos de externalización o hosting dedicado.

Se están produciendo profundos cambios en el campo del IT y los responsables tecnológicos de empresas deben entender, y entienden, las ventajas que ofrece el outsourcing de sistemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *