Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


Suave reencuentro postvacacional, de la mano de nuestro potente grupo electrógeno.

30 de agosto, 2010

No vamos a negar que reincorporarse tras las vacaciones de verano…. tiene su punto de vértigo . Bueno, al menos, eso es lo que yo siento: un emocionante y tenso vértigo, en espera de que “suceda algo con lo que no cuentas”, que te saca de golpe del “letargo”, y te pone de nuevo en órbita. Una vez sucede eso hemos vuelto a la normalidad :-)

La semana pasada ya ocurrió una de esas cosas , del día a día, con las que no cuentas ;-) y la verdad es que, afortunadamente, me provoco un reencuentro con la actividad de lo más suave. En alguna ocasión hemos visto, de forma genérica, la función que cumplen los generadores en un centro de datos y , de un modo muy concreto, el 2 de septiembre del año pasado, publicamos el post titulado acens acomete la instalación de un nuevo y potente grupo electrógeno

Pues bien, es habitual que el grupo electrógeno entre en funcionamiento, debido a pequeños cortes eléctricos. Lo que ya no es tan habitual es que el grupo electrógeno entre en funcionamiento para hacer frente a cortes de suministro eléctrico, de muchas horas y sin programar. Exactamente eso es lo que paso la semana pasada: un test, en vivo y en directo, no programado, que debía resolver (sin despeinarse ;-) ) el grupo electrógeno. Y Así fue.

A las 12:55 del pasado jueves, la compañía eléctrica sufrió una incidencia y, en consecuencia, se corto el suministro que abastece a nuestro CPD – esta situación es relativamente frecuente pero la compañía la solventa en minutos, e incluso en segundos – Acto seguido, el SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) correspondiente detecta la falta de red e inmediatamente comienza a suministrar energía, procedente de nuestras propias baterías. Gracias a este proceso el CPD no sufre corte alguno de suministro eléctrico.

En paralelo a todo esto, nuestro Dpto. Técnico se pone en contacto con la compañía eléctrica y ésta informa que la incidencia es grave y que el tiempo estimado de solución son más de 5 horas. Nos encontramos ante un caso práctico y 100% real. Si nuestro grupo electrógeno no responde como debe, sufriremos una caída de horas. La grave incidencia de la compañía eléctrica se convertirá en nuestra grave “incidencia técnica”. Como ya habréis deducido por el título de este post, nuestro grupo electrógeno respondió a la perfección. El proceso fue el siguiente:

Antes que la energía de las baterías del SAI se consumiera, el grupo electrógeno se puso en marcha, se sincronizo y estabilizo la frecuencia y empezó a proveer de energía eléctrica a todo el CPD. En consecuencia, como el suministro eléctrico era el adecuado y todos los equipos siguieron funcionando correctamente. Además, focalizados en la importancia de mantener la temperatura adecuada y constante, siguen emitiendo calor que es disipado a través de los equipos de aire acondicionado, manteniendo una temperatura de 21 grados centígrados. Se supera la crisis y el CPD ha funcionado con total normalidad.

Obviamente, todos los elementos que hacen posible esta solución y entre los que están: SAI, Baterías, Depósitos de combustible, máquinas de aire acondicionado, etc son elementos redundados, sometidos a mantenimiento y pruebas periódicas.

En definitiva, como veis, hemos vuelto a la normalidad ;-). Feliz recuentro postvacacional a todos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *