Cloud. Hosting. Internet. Tecnología.


Acrónimos: ASP, SaaS y HaaS

13 de diciembre, 2007

Hoy va de acrónimos la cosa. Aquí tenéis un buen diccionario de acrónimos, siempre útil para los que nos movemos en tecnología. El caso es que detrás de acrónimos como ASP, SaaS y HaaS encontramos importantes cambios en la industria del software y la tecnología.

El ASP lo vivimos profundamente hace años, sobre todo los de la burbuja, para referenciar a los Aplication Service Providers. El ASP define aplicaciones que servían – alguna hay todavía – prácticamente en un modo cliente-servidor pero que tenían un interfaz web. El principal problema de esta manera de ofrecer software está en que las aplicaciones que se ofrecen en el entorno web no se han creado de manera nativa para
que se ofrezcan en Internet y, por lo tanto, suelen resultar lentas y difíciles de gestionar tanto en lo operativo como en el mantenimiento.

SaaS utilizado para referenciar Software as a Service, Software como servicio, parece que nace en el 2001, pero no llega a popularizarse hasta el 2004 y, en mayor medida, en el 2005 cuando Bill Gates hace público un memorandum en el que insta a considerar los servicios web como parte importante de su estrategia. Desde entonces Microsoft es uno de los principales impulsores de este concepto. Básicamente
SaaS es una manera de ofrecer servicios a través de software con bajo coste y los mismos beneficios que aplicaciones equivalentes solo que sin la complejidad de servirlas y sin su elevado coste inicial.

Veamos un ejemplo de SaaS: una empresa puede decidir comprar un software para la gestión de RRHH (nóminas, altas de empleados, etc). Y para ello puede buscar un software nativo que habrá de instalar en un servidor de la empresa que se encargue de esa tarea especifica o puede buscar un proveedor de SaaS que tenga una aplicación de este tipo. En el caso SaaS la empresa contrata un servicio alojado y mantenido por el proveedor con una funcionalidad suficiente para el cliente y costes bajos, que pueden ser mensuales o incluso de pago por uso y donde las principales ventajas están en que el cliente se olvida de la complejidad de mantener una aplicación, sus actualizaciones, seguridad, etc. Sin embargo en el modelo SaaS la importancia del hoster es vital para ayudar a la empresa prestadora del servicio a entregar éste con la mayor disponibilidad y escalabilidad posible, entre otros factores importantes.

Finalmente, empezamos a oír hablar de HaaS para referenciar Hardware as a Service, Hardware como servicio, al referirnos a las posibilidades que la virtualización de sistemas y la automatización de tareas de IT ofrecen sobre la prestación de servicios tradicionales de infraestructura. Para ser más claros se trataría, desde el punto de vista del cliente, de comprar capacidad de hardware bajo demanda.

HaaS está, obviamente, menos desarrollado que sus amigos acrónimos pero, como conclusión a este análisis sobre los acrónimos referenciados, podemos decir que todo indica que la tradicional carga técnica e “inflexibilidad” del sector del hosting dará paso a servicios y soluciones más adaptadas a las necesidades de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.